¿Sabes cómo cuidar la piel atópica en verano?

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que se caracteriza fundamentalmente por la sequedad, lo que conlleva a su descamación e irritación y provoca síntomas molestos como el picor. Se trata de una piel cuya barrera está alterada que, junto con el rascado, facilita la entrada de agentes irritantes que provocan que vuelva el picor.

La dermatitis atópica afecta a bebés y niños y, en menor medida, a los adultos.

En los niños suele aparecer en la cara y en zonas de flexión como los codos, las rodillas, la cara interna de la muñeca o en el cuero cabelludo, así como en piernas y glúteos. En el caso de los más pequeños aparece una piel seca y descamada, que se desprende con facilidad.

En el adulto se ven estas irritaciones en cara y cuerpo.

Aun así, sea adulto o niño, estas alteraciones se acompañan de un picor más o menos intenso y de posibles lesiones de rascado.

La dermatitis atópica suele mejorar en verano ya que el sol produce un efecto inmunosupresor, con lo cual disminuye la reactividad de la piel y esto se acompaña con una mejoría de los síntomas, pero no podemos olvidar que siempre se debe usar protección solar formulado específicamente para pieles atópicas para evitar los efectos perjudiciales del sol.

Además, en esta época del año, las pieles atópicas deben tener cuidado con la exposición al aire acondicionado ya que reseca la piel, con una sudoración excesiva porque el sudor irrita la piel, con el cloro de las piscinas, permanecer mucho tiempo en el agua, el efecto irritante de la arena sobre la piel,… todo esto puede dar lugar a un empeoramiento y dar lugar a la aparición de un brote con todo lo que eso conlleva.

A continuación, os damos unos consejos para cuidar la piel atópica:

  • Hidratar la piel.
  • Evitar rascarse lo máximo posible.
  • Utilizar ropa de algodón.
  • Evitar los detergentes en el lavado de la ropa.
  • Mejor ducha que baño. Las duchas deben ser cortas y evitar el agua caliente. Utilizar jabón para pieles atópicas sin detergente.
  • No frotar la piel al secarse.
  • Aplicar cremas o leches emolientes varias veces al día.
  • Mantener las zonas con mayor actividad de sudoración ventiladas.
  • Ahora que es la época de baños en el mar o en las piscinas, intentar que sean de corta duración para no irritar más la piel.

En Farmasky.com disponemos de una selección de marcas que te ayudaran en el cuidado diario de tu piel.

¡Disfruta del verano sin que tu piel atópica sufra!

Encuentra estos productos y más en nuestra web www.farmasky.com. En caso de duda escríbenos a info@farmasky.com o llámanos al 91-658 86 55 ¡Estaremos encantados de atenderte!