Cuida tus ojos durante el brote de COVID-19

Como ya todos sabemos, el COVID-19 puede transmitirse a través de la boca y la nariz, de ahí la importancia de llevar guantes y mascarilla. Pero debemos tener en cuenta que también se puede transmitir a través de los ojos, y es importante tomar ciertas precauciones para evitar contagiarnos:

  • Lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia.
  • Mantener una buena higiene de las lentes de contacto.
  • No tocarse la nariz, la boca y los ojos.
  • Y evitar frotarse los ojos en la medida de los posible. Es preferible hacerlo con un pañuelo desechable, y se recomienda el uso de lágrimas artificiales para mantener los ojos hidratados.

Además, debido al estado de alarma en el que nos encontramos, muchas personas están en casa teletrabajando, lo que conlleva a que pasen largos períodos de tiempo mirando a una pantalla digital y desarrollen el llamado síndrome visual informático.

¿A qué se debe este síndrome?

  • Nuestro ojo puede enfocar a todas las distancias gracias a lo que conocemos como el sistema acomodativo. Debido a los aparatos electrónicos y a su uso tanto a nivel profesional como personal, este sistema se ve obligado a trabajar en exceso, y es una de las principales causas de este síndrome.
  • El parpadeo cubre al ojo con una capa de lágrima y esto facilita una visión nítida. La concentración que nos implican las tareas frente a las pantallas digitales hace que el número de parpadeos disminuya. Al parpadear menos, esto provoca una evaporación de la lágrima, lo que conlleva a una sensación de sequedad, picor e irritación.
  • Además, existen factores indirectos que influyen y pueden provocar molestias: iluminación de la sala, reflejos en la pantalla, postura incorrecta, exposición al aire acondicionado o a la calefacción,…

Para evitar el síndrome visual informático debemos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Revisar nuestra visión anualmente para poder corregir pequeños cambios de graduación si los hubiera.
  • Realizar descansos frecuentes mirando a lo lejos. Recuerda la regla 20/20: 20 segundos de descanso mirando a lo lejos casa 20 minutos.
  • No colocar la pantalla o el monitor en alto, siempre por debajo del eje de la mirada.
  • La postura que adoptas es esencial. Debes poner la espalda recta sobre el respaldo de la silla y tocar el suelo con los pies.
  • Mantener el ambiente ventilado y con buena iluminación, y evitar la exposición continuada y directa al aire acondicionado o a la calefacción.
  • Utilizar filtros anti-reflejantes sobre tu pantalla, esto facilitará que parpadees más. Y si utilizas lentillas pregunta en tu óptica si son las adecuadas ya que existen lentillas para usuarios de pantallas digitales.
  • Y cuando notes molestias, no te frotes los ojos. Se recomienda utilizar lágrimas artificiales ya que ayudan a reducir las molestias y evitar la sensación de sequedad ocular.

¿Conocéis la gama Artelac Splash?

Refresca y calma de manera natural la sequedad ocular y alivia los síntomas de ojos cansados, con tensión e incluso llorosos. Artelac Splash es apto para humectar y rehumectar las lentes de contacto, tanto blandas como rígidas, mientras se llevan puestas, y mejora considerablemente la sensación de confort durante todo el día.

Se aplica 1 gota en el ojo siempre que se necesite. Se puede utilizar todos los días y con la frecuencia que se desee.

Existen 2 formatos disponibles: Frasco Multidosis 10ml y Caja con 30 Monodosis de 0.5ml.

Encuentra estos productos y más en nuestra web www.farmasky.com. En caso de duda escríbenos a info@farmasky.com o llámanos al 91-658 86 55 ¡Estaremos encantados de atenderte!