¿Mal aliento? ¿Cómo tratarlo?

La halitosis o mal aliento es un problema muy común que afecta a la mitad de la población. La mayoría de las personas que lo padecen no son conscientes, por eso, es importante que, ante la sospecha de padecer halitosis, preguntéis a una persona cercana y acudamos al dentista para descartar que su origen sea otra patología más severa.

El 90% de los casos tiene un origen oral, es decir, que se debe a la acumulación de placa bacteriana, problemas periodontales, fumar o baja salivación entre otras.

El olor desagradable se debe a los compuestos volátiles de Sulfuro que se asocian a los productos de degradación de las bacterias orales. Estas bacterias se encuentran normalmente en la zona posterior del dorso de la lengua o en las bolsas periodontales.

Existen 2 tipos de halitosis:

No patológica

  • Aliento mañanero: al dormir disminuye la cantidad de saliva y esto hace aumentar el crecimiento de bacterias que producen el mal olor.
  • Edad: La saliva y la calidad del aliento va cambiando con los años, por eso, aunque se tenga una buena higiene bucal, hay veces que se necesitan productos más especializados.
  • Las prótesis/aparatos de noche: al haber un aumento del número de bacterias éstas se acumulan en los aparatos. También puede haber restos de comida si no se limpian bien, ocasionando mal olor y una mayor proliferación de estas bacterias causantes de la halitosis.
  • Tabaco: los fumadores tienen un aliento muy característico que incluso al dejar de fumar puede durar unos días más.
  • Dieta hipocalórica: saltarse comidas o realizar dietas hipocalóricas favorece el mal aliento.
  • Alimentos: hay ciertos alimentos (cebolla, ajo) o el consumo de alcohol, que producen la absorción de metabolitos a nivel gastrointestinal y estos se eliminan por la respiración.

Patológica

  • Falta de higiene
  • Infecciones víricas, fúngicas o bacterianas
  • Ulceras
  • Enfermedades en las encías o caries
  • Pacientes que están recibiendo quimio o radioterapia por neoplasias.

Una vez descartada la halitosis patológica. Nos ponemos manos a la obra para enseñaros algunos de los productos que os pueden hacer falta para combatir este problema que tanta vergüenza puede causar socialmente.

  1. Ultradex
  • Spray: Elimina el mal aliento de forma instantánea, protegiendo los dientes y encías mediante la inhibición de bacterias dañinas.
  • Colutorio: Clínicamente probado, blanquea los dientes en 14 días. Su acción anti-bacteriana elimina las bacterias que pueden causar problemas de encías, caries y placa y previene el mal aliento. Además, no tiene sabor ni color, pudiendo verter una bolsita de menta (opcional).

 

  1. CB12:
  • Chicles: previenen el mal aliento. Elaborado con zinc y fluoruro.
  • Colutorios: Su fórmula patentada posee una composición única que neutraliza y previene la aparición de las sustancias que provocan el mal aliento. La eficacia de CB12 se mantiene durante 12 horas, gracias a su fijación química al tejido de la cavidad bucal.
  1. Air Lift:
  • Dentífrico: ideal para usarlo diariamente, ya que elimina las bacterias Gram – responsables de problemas en las encías y del mal aliento.
  • Cápsulas: actúa desde el interior garantizando un aliento fresco y mentolado. Se debe tomar 1 o 2 cápsulas con agua y en 20 min se obtienen resultados que duran hasta 4 horas.
  • Chicles: resultados inmediatos, para esos días en los que no podemos cepillarnos los dientes después de comer.
  • Spray: Actúa inmediatamente y su efecto dura horas.

Estos son algunos de los productos específicos para tratar el mal aliento. Otras gamas que también pueden seros de utilidad en este problema son: Halita, Halazon, Bexident, Lacer Hali o Shur.

¡Que nada te pare para hacer lo que quieras y con estos productos el mal aliento dejará de ser un problema!

Encuentra todos estos productos y más en nuestra web www.farmasky.com. En caso de duda escríbenos a info@farmasky.com o llámanos al 91-658 86 55, estaremos encantados de atenderte!