Cómo tratar la piel quemada por el sol

Es la época de los bronceados y de estar rojos como gambas. Cuando te pones a tomar el sol o simplemente estás haciendo alguna actividad al aire libre, no te das cuenta de que te has quemado hasta que llegas a casa y te arde el cuerpo.

Desde la antigüedad han cuidado la piel quemada mediante baños con leche o huevo, porque sabían que esa piel estaba deshidratada y necesitaban curarla.

Esta semana en el blog, te damos unos sencillos pasos y sugerencias para aplicar después del sol:

  1. Beber mucha agua. Hay que hidratar el cuerpo lo máximo posible, a poder ser fresquita para bajar la temperatura.
  2. Retira la sal, el cloro o el sudor, con un gel de Aloe Vera que hidrate y repare la piel.
  3. Aplica un After Sun adecuado. No es necesario que apliques una capa gruesa, ya que la piel necesita respirar. En el momento de la quemadura solar debes aplicarlo reiteradamente, ya que notaremos que se absorbe muy rápido (cada 2h repetir la aplicación).
  4. Deja a tu piel descansar, al día siguiente de una quemadura no puedes ir a tomar el sol de nuevo, si vas a la playa, piscina,…que sea con una alta protección. Evita las horas centrales del día y procura ponerte bajo la sombra.
  5. Por último, no te quites la piel que se despelleja. Cada piel tiene su propio tiempo de curación, por lo que quitar la piel que no está lista para caerse puede causarte manchas y/o cicatrices. Lo que si puedes hacer, tras una semana, es realizar una exfoliación suave del cuerpo ayudando a eliminar la piel muerta.

Ahora que sabemos cómo tratar la piel os dejaremos unas referencias de productos maravillosos que serán un imprescindible después del sol:

 

Encuentra todos estos productos y más en nuestra web www.farmasky.com. En caso de duda escríbenos a info@farmasky.com o llámanos al 91-658 86 55 ¡Estaremos encantados de atenderte!